El 24 de julio celebramos la II Jornada Mundial de los Abuelos y Ancianos y el Papá Francisco lo hace bajo el Salmo 92, 15 <>.

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA II JORNADA MUNDIAL DE LOS ABUELOS Y DE LOS MAYORES – https://bit.ly/3OBnrfb

“Los abuelos y las abuelas son los que han transmitido la historia, las tradiciones, las costumbres: volver a ellos con el pensamiento de hoy es importante, un ‘leitmotiv’ en el sentido de que – explicó el Papa – los jóvenes deben tener contacto con sus abuelos, volver a ellos, volver a sus raíces, no para quedarse ahí, no, sino para llevarlas adelante, como el árbol que toma fuerza de sus raíces y la lleva adelante en las flores, en los frutos”.

En el recuerdo del Papa en esta Jornada en la que, en su nombre, el cardenal Vicario Angelo De Donatis celebró la Misa en San Pedro, están en particular “los religiosos y religiosas ancianos, los abuelos de la vida consagrada”.

Para ellos la doble recomendación de “no esconderlos”, porque son “la sabiduría de una familia religiosa” y a los novatos y nuevos religiosos de “tener contacto con ellos”:

“Ellos nos darán toda la experiencia de vida que nos ayudará tanto, tanto a seguir adelante… Por eso… cada uno de nosotros tiene abuelos y abuelas, algunos ya no están, otros están vivos, pero recordémoslos hoy de manera especial: de ellos hemos recibido tantas cosas, en primer lugar, la historia”