El 5 de agosto de 1872 el primer grupo de mujeres jóvenes pronunciaron su “sí” como la Virgen María para ser “ayuda” sobre todo entre las jóvenes.

La primera comunidad de salesianas inicia su vida y su misión entre las jóvenes en el Colegio de Mornese. María Mazzarello se convierte en la superiora del nuevo instituto. A pesar de las dificultades del inicio: contrariedades en el pueblo, falta de recursos y de formación, el ambiente de vida que se crea en el colegio hace crecer rápidamente el número de chicas, de educadoras y de salesianas. Pronto se abren nuevas comunidades también fuera de Italia y en 1875 marcha la primera expedición misionera para abrir la primera casa en Uruguay. En 1879, la comunidad del colegio se traslada a Nizza Monferrato donde hay más posibilidades que en Mornese.

Son años de crecimiento y expansión, en los que a través de diferentes propuestas educativas se va haciendo realidad la primera intuición de Madre Mazzarello: “A ti te las confío”.

Y así, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora (Salesianas) ha ido creciendo hasta nuestros días. Un proyecto de educación para los jóvenes, especialmente aquellos que tienen mayor necesidad, presente y vivo en todo el mundo haciendo realidad el sueño de Don Bosco y María Mazzarello.

Hoy 5 de agosto, con ocasión del 150° Aniversario de la Fundación, la Superiora general del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, Madre Chiara Cazzuola, llega con un video-mensaje desde Mornese a todas las Hijas de María Auxiliadora y a las Comunidades Educativas.