25 de Diciembre de 2021 | 10:42 am

El Santo Padre Papa Francisco dirigió el tradicional saludo navideño en la mañana posterior a la Nochebuena “Urbi et Orbi” (Desde la Ciudad de Roma hacia el mundo) afirmando con convicción que el Hijo de Dios se ha hecho carne para dialogar con nosotros. Que Dios no quiere tener un monólogo, sino un diálogo. Dios mismo es diálogo eterno y de infinita comunión entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Puede leer la nota completa aquí