17 de Enero de 2023 | 10:56 am

Descargar Dossier
Descargar Poster

(ANS – Roma) – “Los Reyes Magos de Oriente son sólo los primeros de una larga lista de hombres y mujeres que en su vida han buscado constantemente la estrella de Dios, que han buscado a ese Dios que de nosotros los humanos, está cerca y nos muestra el camino. Es la gran multitud de santos -conocidos o desconocidos- a través de los cuales el Señor, a lo largo de la historia nos ha abierto el Evangelio y nos ha hecho hojear sus páginas; esto, Él todavía lo está haciendo. En las vidas de ellos, como en un gran libro ilustrado, se revela la riqueza del Evangelio. Ellos son la estela luminosa de Dios, que Él mismo ha trazado y sigue trazando a lo largo de la historia”. Estas palabras de Benedicto XVI, pronunciadas en Colonia el 20 de agosto de 2005 con motivo de la XX Jornada Mundial de la Juventud, nos recuerdan que los santos son aquellos que están de tal manera fascinados por la belleza de Dios y por su verdad perfecta que progresivamente son transformados por ella.

“Los bienaventurados y los santos -añadió el Papa Ratzinger- eran personas que no buscaban obstinadamente su propia felicidad, sino que simplemente querían darse, porque estaban tocados por la luz de Cristo. Así nos muestran el camino para ser felices, nos muestran cómo es posible ser personas verdaderamente humanas. En los acontecimientos de la historia ellos han sido los verdaderos reformadores, quienes tantas veces la han levantado desde los oscuros valles en los que siempre corre el peligro de volver a hundirse; siempre la han vuelto a iluminar tanto como era necesario para dar la posibilidad de recibir -quizás con dolor- la palabra pronunciada por Dios al final de la obra de la creación: ‘Es cosa buena’… Los santos, dijimos, son los verdaderos reformadores. Ahora quisiera expresarlo de manera aún más radical: sólo de los santos, sólo de Dios viene la verdadera revolución, el cambio decisivo en el mundo”.

En este camino de santidad está también la rica y variada constelación de santidad que desde Don Bosco llega hasta nuestros días, mostrando la belleza del Evangelio vivido según el carisma salesiano. Son hombres y mujeres, jóvenes y adultos, consagrados y laicos, obispos y misioneros que, en diferentes contextos históricos, culturales y sociales a lo largo del tiempo y del espacio, han hecho resplandecer con singular luz el carisma salesiano. Es un patrimonio que juega un papel eficaz en la vida de la Familia Salesiana, en la comunidad de los creyentes y de los hombres de buena voluntad. Por tanto, es necesario expresar un profundo agradecimiento y alabanza a Dios por la santidad ya reconocida en la Familia Salesiana de Don Bosco y por la que está en proceso de reconocimiento. La Postulación Salesiana se refiere a  un total de 173 personas, entre santos (10), beatos (117), venerables (18), siervos de Dios (28). Las Causas seguidas directamente por la Postulación son 58 (más otras 5 extra).

El Dossier -recuerda el Postulador General, padre Pierluigi Cameroni- después de presentar la lista y el estado de cada Causa, presenta los acontecimientos de 2022, entre los cuales la canonización del Beato Artémides Zatti, salesiano coadjutor, que tuvo lugar el domingo 9 de octubre en la San Plaza de Pedro. Un evento de gracia que tocó el corazón de toda la Familia Salesiana y que es una verdadera bendición.

Además, merecen ser recordados

La apertura, el 15 de marzo en Lahore (Pakistán), de la investigación diocesana sobre Akash Bashir (1994-2015), un laico, exalumno de Don Bosco, muerto por odio a la fe, primera causa de beatificación en Pakistán.

La apertura, el 10 de abril, y el cierre el 15 de mayo, en Savona (Italia), de la investigación diocesana sobre la causa de la Sierva de Dios Vera Grita, laica, salesiana cooperadora (1923-1969).

El reconocimiento canónico en Omegna de los restos mortales del Venerable Andrea Beltrami (1870-1897).

La deposición solemne, el sábado 4 de junio de 2022 en Budapest, de las reliquias del Beato Stefano Sándor, (1914-1953), mártir, salesiano coadjutor.

El cierre, el domingo 12 de junio en Chiari (Italia), de la investigación diocesana sobre la causa del Siervo de Dios padre Silvio Galli (1927-2012).

La entrega de la Positio super martyrio de los Siervos de Dios John Świerc y los siete Compañeros.

La clausura, el 1 de octubre, en Roma, de la investigación diocesana sobre la causa del siervo de Dios, Giuseppe Cognata (1885 – 1972) Obispo de Bova, fundador del Instituto de los Salesianos Oblatos del Sagrado Corazón.

La confirmación de la validez de las consultas diocesanas de los Siervos de Dios Silvio Galli y Vera Grita.

Finalmente, se recuerda el compromiso de difundir el conocimiento, la imitación y la intercesión de los miembros de la Familia Salesiana que son candidatos a la santidad, valorando y cuidando los diversos aspectos: litúrgico-celebrativo, espiritual, pastoral, eclesial, educativo, cultural, histórico, social, misionero.